Mi Cuenta
Pecados Capitales en el Trabajo: estudio (2020)

Pecados Capitales en el Trabajo: estudio (2020)

¿Cuál es el peor acto que has cometido o visto en tu puesto de trabajo? Preguntamos a más de 1,000 profesionales y obtuvimos resultados bastante curiosos.

Tobías Brandan
Tobías Brandan
Asesor Profesional

pecados capitales en el trabajo

 

Todos hemos hecho alguna que otra cosa inapropiada en el trabajo.

 

Aunque sea algo como llevarse un bolígrafo.

 

Puede que te hayas llevado una taza que te gustaban de tu oficina (o dos). Pero, ¿y tus compañeros de trabajo?, ¿hasta dónde han llegado ellos?

 

Para responder a esto, queríamos datos: 1000 trabajadores fueron encuestados para saber los actos transgresores más comunes en los espacios de trabajo.

 

Esto fue lo que nos encontramos.

 

Los 7 pecados capitales en el trabajo

 

La mayoría de trabajadores han cometido actos fuera de las normas establecidas. La mayoría no son cosas excesivamente graves. Sin embargo, después de ver los resultados del estudio, te lo pensarás dos veces cuando tengas la idea de dejar tus cosas en la oficina. Vamos a ponernos un poco tradicionales y empecemos desglosando los resultados, basándonos en los 7 pecados capitales.

 

pecados capitales en el trabajo

 

Lujuria

 

Cuando el deseo y la pasión se apodera de nosotros, no hay nada que hacer… Incluso si te encuentras en el trabajo.

 

Cuando preguntamos a los participantes si alguna vez han tenido sexo en el trabajo, el 15% de ellos confesaron haberlo hecho, al menos una vez. Los hombres (18%) afirmaron haber tenido sexo en el lugar de trabajo más que las mujeres (13%).

 

La misma diferencia entre géneros se aplica en las respuestas sobre si alguna vez se han masturbado en el trabajo. Del 17% de personas que confesaron haberlo hecho, se puede ver una diferencia del 20% a favor de los hombres.

 

¿Cómo surgen estas situaciones durante el horario de trabajo? Tal vez empezaron enviado algunos nudes desde el baño de la oficina. Cuando se les preguntó si alguna vez se hicieron fotos eróticas desde el trabajo, el 18% de las personas confesó haberlo hecho al menos una vez.

 

Avaricia

 

La insaciable necesidad de tenerlo todo: dinero, comida, estatus, poder. Un poco de ambición en el trabajo no es algo malo... ¿o sí?

 

Cuando preguntamos a los participantes si habían pedido dinero prestado a algún compañero de trabajo, sin devolverlo después, el 17% confesó haberlo hecho al menos una vez. Una cuarta parte de todos los Millennials confesaron haberlo hecho al menos una vez, mientras que las generaciones más mayores tuvieron una tasa de respuesta más baja.

 

Otros trabajadores simplemente roban material de la oficina. El 45% de los encuestados se ha llevado material de la empresa al menos una vez y sin devolverlo.

 

Aquí viene lo peor: al evaluar las respuestas abiertas sobre lo peor que han visto hacer a alguien en el trabajo, esto se fue de las manos. La respuesta más extravagante de todas:

 

"Uno de mis compañeros de trabajo organizó un robo falso y encerró a dos empleados en un congelador y robaron la caja fuerte de la oficina".

 

Envidia

 

Cuando otros tienen lo que tu quieres y no puedes, la envidia empieza a fluir por tus venas.

 

Aunque, seguramente nadie llegó a inventarse una historia sobre algún compañero para que este sea despedirlo... ¿O sí? Bueno, el 7% ha confesado haberlo hecho. ¿Quién es culpable más habitual? El novato: el 20% de las personas que tienen entre uno y dos años de experiencia, confesaron haberlo hecho al menos una vez.

 

Un acto bastante cuestionable que muchas personas cometen en el trabajo es el revisar los correos electrónicos, conversaciones o archivos personales de sus compañeros. Más del 30% lo ha confesado, siendo los Millennials los que cuentan con la tasa más alta de todos los grupos de edad (31%).

 

Ira

 

¿Hasta dónde puede llegar una ira envidiosa en el trabajo? Supongamos que un compañero del trabajo recibe un aumento de sueldo que no merece o que tu jefe te pone trabajo extra. ¿Cómo reaccionarías?

 

Algunos hasta han llegado a acabar en las manos. El 16% de los participantes afirmó haber tenido un altercado físico en el trabajo al menos una vez. Los hombres (22%) dieron una respuesta afirmativa a este acto, más que las mujeres (13%). En relación a los que trabajan en el campo de la informática, 1 de cada 5 profesionales han tenido altercados con sus compañeros.

 

Las situaciones más conflictivas acabaron mostrándose en nuestras preguntas abiertas abiertas:

 

"Una vez borré los correos electrónicos de un compañero como venganza".

 

“Durante un tiempo, fui entrenador de equipo en McDonalds. Un día vi a un compañero escupiendo en una hamburguesa que iba para un policía. Parecía tener prisa, así que no le dije nada y se la entregué por la ventana…”

 

"Le puse un poco de THC líquido al té de mi manager".

 

Orgullo

 

“Puedo hacer lo que quiera y cuando quiera, tan sólo mira, nadie se dará cuenta”.

 

¿Te suena a alguien conocido? Quizás no, pero piensa: ¿Alguna vez te ha desaparecido el almuerzo o algún objeto personal? Ese orgullo y estimación hacia uno mismo como para adueñarse de cosas de los demás, prevalece en muchos de nuestros encuestados.

 

El 40% de los encuestados confesó haber usado artículos personales de sus compañeros sin haber pedido permiso. Además, el 27% de las personas confesó haberse comido el almuerzo de un compañero, nuevamente, sin pedir permiso.

 

La misma tendencia que hemos visto hasta ahora en género y edad, continúa con el orgullo: los hombres cometen estos actos un 10% más que las mujeres. A su vez, los Millennials (37%) lo han hecho más que todos los demás grupos de edad.

 

El pecado laboral más común también acabo dentro de esta categoría: mirar por encima de los hombros de un compañero sin que este lo sepa. Un sorprendente 82% de los encuestados confesó haber hecho esto. Así que ten esto en cuenta la próxima vez que uses las redes sociales o el navegador en el trabajo para tus cosas.

 

Gula

 

¿Cúal es la razón por la cual un compañero de trabajo se comería tu almuerzo? Claro, es posible que se le haya olvidado el suyo. pero ¿y si sólo se tratara de la glotonería de las personas?

 

pecados capitales en el trabajo

 

No es de extrañar que la mayoría de personas sean un poco golosas. Cuando se preguntó a los participantes si alguna vez vieron a un compañero borracho en el puesto de trabajo, casi la mitad (48%) dijeron que sí. Y el número es aún mayor (51%) para aquellos vieron a alguien entrar al trabajo con resaca.

 

¿El mayor pecado de glotonería en el trabajo? Te has emborrachado en el trabajo. El 17% de los encuestados afirmó haberlo hecho al menos una vez. Los hombres (10%) lo hicieron con más frecuencia que las mujeres. Hay muchas respuestas abiertas que señalan la bebida como el pecado principal dentro del trabajo.

 

Pereza

 

Terminamos la lista con el pecado mortal con el que muchos pueden sentirse identificados: la vagueza.

 

pecados capitales en el trabajo

 

Para empezar, más de ¼ de los participantes (29%) confesó no haber dejado el baño limpio después de usarlo. Y sí. Nuevamente, los hombres (38%) evitaron esto con más frecuencia que las mujeres (23%).

 

Sin embargo, al observar muchas de las preguntas abiertas, se obtiene una mejor idea de lo que significa la pereza dentro del trabajo: descansos más largos, trabajar lo justo, llegar tarde, echarse la siesta en el trabajo... por nombrar algunos.

 

Uno de los encuestados fue tan lejos como "ir al trabajo para abrir, irme durante 8 horas y volver para cerrar, no se siente ni un alma".

 

Conclusiones

 

Ya sea masturbandose en el trabajo, robando material de la oficina o provocando el despido de algún compañero, los pecados capitales son algo habitual dentro de los lugares de trabajo. Veamos un resumen de los principales hallazgos de nuestro estudio:

  • El 50% de los participantes informaría a sus managers si los presenciaran.
  • El 53% de los encuestados confesó haber ido a trabajar con resaca o haber visto a un compañero borracho en el trabajo (37%).
  • Casi la mitad de los trabajadores se han llevado material de la empresa y no lo ha devuelto.
  • El 37% de las personas han usado objetos de otros compañeros sin pedir permiso.

 

Metodología y limitaciones

 

En este estudio, obtuvimos respuestas de 1,001 trabajadores a través de la plataforma de Amazon, Mechanical Turk. La muestra consistió en un total de un 41.7% hombres y un 58.5% mujeres. La distribución de edad de nuestra muestra es la siguiente: 18-24 (15%), 25-38 (45%), 39-58 (24%) y 59+ (16%).

 

Declaración de uso justo

 

¡Siéntete libre de compartir nuestro estudio! Los gráficos y el contenido que se encuentran aquí están disponibles para su reutilización no comercial. Tan sólo asegúrate de volver a vincular a esta página para darles a los autores el crédito que se merecen.

Valora mi artículo: pecados capitales en el trabajo
Media: 3 (2 votos)
Gracias por votar
Tobías Brandan
Tobías Brandan
Tobías Brandan es un asesor profesional y escritor de guías en Zety. Tobías es un experto en el mundo laboral, comprometido en aportar consejos de valor para personas en búsqueda de empleo. Sus guías te capacitarán para hacer currículums y cartas de presentación ganadoras.
Linkedin

Artículos Similares