Tú tienes el control de tus datos

Usamos cookies para adaptar a los usuarios la experiencia de creación de currículums y cartas de presentación. Po eso, puede que compartamos tus datos de uso con terceros. En nuestra Política de Cookies encontrarás más información sobre cómo las usamos. Si quieres ajustar tus preferencias de uso de cookies, haz clic en el botón “Configuración” de abajo. Para aceptar todas las cookies, haz clic en “Aceptar”.

Configuración Aceptar

Configuración de las cookies

Haz clic en las casillas de los tipos de cookie de abajo para adaptar tu experiencia en el sitio web a tus preferencias. Puedes aceptar, rechazar o retirar el consentimiento de uso de las cookies. Ten en cuenta que, si las inhabilitas, tu experiencia en el sitio web se puede ver afectada. Para obtener más información al respecto, visita nuestras Políticas de Cookies y de Privacidad.

Selecciona los tipos de cookie que quieres aceptar

De analíticas

Estas cookies nos permiten analizar cómo las personas usan nuestro Sitio Web y ofrecerles una mejor experiencia. Las cookies de analíticas que se usan en el Sitio Web no te identifican ni nos permiten enviarte publicidad adaptada a ti. Por ejemplo, puede que usemos cookies o tecnologías de seguimiento con fines relacionados con analíticas, para determinar el número de personas que visitan el Sitio Web, identificar cómo los visitantes se desplazan por este y, en particular, las páginas a las que acceden. Esto nos permite mejorar el Sitio Web y nuestros servicios.

De rendimiento y personalización

Estas cookies nos permiten darte acceso a una experiencia adaptada a ti. Las cookies de personalización se usan para ofrecerte contenido, incluidos anuncios, que te resulten pertinentes según tus intereses, tanto en nuestro Sitio Web como en otros de terceros. Esta personalización se basa en cómo interactúas con los distintos elementos del Sitio Web y en el seguimiento que hacen del contenido al que accedes (incluidos los vídeos que veas). También puede que recojamos información sobre el equipo informático y la conexión para adecuar la experiencia a tus necesidades. En algunas de tus visitas, puede que usemos herramientas de software para medir y recoger información sobre la sesión, incluidos datos sobre los tiempos de respuesta de las páginas, los errores de descarga, el tiempo invertido en ciertas páginas y las interacciones con las páginas.

De publicidad

Estas cookies son de terceros y se usan para ofrecerte contenido adaptado a ti basándose en los temas en los que muestras interés (por ejemplo, anuncios de Facebook que podrían interesarte) y te permiten interactuar mejor con redes sociales como Facebook.

Necesarias

Estas cookies son fundamentales para que el Sitio Web marche bien y puedas usar sus funciones. Las cookies necesarias siempre se almacenarán porque son necesarias para que el Sitio web funcione correctamente. Algunas de estas cookies son las que almacena el servicio, las que permiten mantener tu cuenta, las que dan acceso al creador de currículums, las de las páginas de pago, las que crean identificadores de tus documentos y las que guardan tus preferencias de consentimiento.

Para ver la lista detallada de cookies, haz clic aquí.

Guardar preferencias
Mi Cuenta
¿Cómo pedir un aumento de sueldo? Guía y consejos prácticos

¿Cómo pedir un aumento de sueldo? Guía y consejos prácticos

¿Quieres mejorar tu sueldo? A continuación te damos información útil para que aumentes tus posibilidades de recibir un aumento salarial.

A todos nos ha pasado, que llega ese día en donde no nos sentimos realmente valorados en nuestro trabajo y creemos que merecemos una remuneración más alta de la que obtenemos actualmente.

 

Ya sea por el largo tiempo que llevamos estancados en la misma posición o cantidad; o por el aumento de trabajo y logros que hemos tenido en los últimos meses o incluso años sin verlo reflejado el nuestro salario.

 

Es por eso que hemos diseñado esta guía básica para darte algunos consejos útiles para este tipo de situaciones donde estás pensando en pedir a un aumento.

 

Antes de que lo hagas lee esta guía exprés en donde aprenderás:

  • ¿Cuándo eres un candidato para un aumento de sueldo sin riesgo de ser rechazado e incluso de perder tu trabajo?
  • ¿Cómo manejar tus argumentos para convencer a tus jefes de que deben darte un aumento?
  • Algunos consejos útiles a considerar antes de solicitar un aumento.

 

¿Quieres ahorrar tiempo y crear tu CV en 5 minutos? Prueba nuestro editor de currículums online. Es rápido, fácil, práctico y 100% personalizable. 18 plantillas de currículum profesionales para rellenar aquí.

 

Crea tu CV ahora

 

plantilla de curriculum

Plantilla de curriculum creada a partir de nuestro editor de CVs: Con nuestro editor podrás hacer tu CV online.

Nicolás, uno de nuestros usuarios, dijo:

 

Mi currículum ocupaba un poco más de dos hojas. Con el editor de Zety pude hacerlo en tan sólo una, manteniendo un diseño profesional.

 

Es obvio, que es un aumento de sueldo quizás no va a caer del cielo, aunque a veces sucede, pero normalmente eres tú, quien tiene que trabajar para que esta situación se dé, o al menos deberás sembrar la semilla de esa idea en la mente de tu jefe.

 

Pero antes de proponerle cualquier cosa a tu jefe, deberás hacer ciertas cosas para asegurarte de que es una buena decisión y que realmente estás en una posición ventajosa para pedirlo con éxito, ya que esto depende de varios factores...

 

Lo primero que vamos a discutir es: 

 

¿Cómo Puedes Demostrar que eres Rentable?

 

La única manera en que una empresa va a ceder ante un aumento de sueldo, o al menos la más segura y común; es cuando resultes un empleado rentable para esta empresa; es decir que tus resultados sean tan buenos y generes tanto para la empresa que ellos no quieran deshacerse de ti, y por ende cederán a tu petición de un “aumento de salario”.

 

¿Cómo saber si eres realmente rentable para la empresa?

 

Pregúntate lo siguiente: 

  • ¿Has participado en proyectos especiales en donde tu presencia ha sobresalido entre los miembros del equipo?
  • ¿Te has involucrado en proyectos o tareas que no están dentro de las funciones de tu puesto para cooperado de manera exitosa por proactividad pura?
  • ¿Llevas suficiente tiempo en la compañía y has incrementado los beneficios que le traes a esta?
  • ¿Has traído “nuevo negocio” es decir; clientes o cuentas nuevas que representen ganancias importantes a la empresa?
  • ¿Has propuesto un nuevo proyecto que traerá beneficios extra a la empresa, el cual tú vas a liderar?

 

Estos son algunas preguntas de las cuales podrías partir como autoevaluación, y agregar todas aquellas actividades que sí hayas completado, (adaptándolo a las funciones que desempeñas)

 

1. Reporte de Resultados

 

Podrías hacer un reporte de resultados en donde muestres qué has llegado a tus objetivos en tiempo y forma o incluso los has superado constantemente.

 

La mayoría de las empresas trabajan bajo KPI´s o metas preestablecidas en ciertos periodos de tiempo y cada empleado debe llegar a esos resultados, como mínimo.

 

Toma en cuenta que esos resultados que te has propuesto son los logros mínimos que se esperan de ti, por lo que si solo has estado cumpliendo con ellos y no has tratado de ir más allá; quizás no seas tan rentable como parece.

 

Si bien, si es algo de reconocerse cuando un empleado llega siempre a sus metas y será siempre mucho más deseable para la empresa que aquel que nunca ha llegado o constantemente falla; tienes que comprender que ya te están pagando un sueldo para que generes esos resultados, por lo que si quisieras un aumento; tendrías también que aumentar tus resultados o esfuerzos.

 

2. Constante Aprendizaje y Capacitación.

 

También puedes invertir en tu educación con diplomados, maestrías, o cursos en general que se alineen y aporten, esas cualidades y conocimientos que requiere tu puesto. Esto es una manera de decirle a tu empresa algo como: “hey!... estoy invirtiendo para dar mejores resultados, pero quiero que eso se refleje en mi recompensa”.

 

Y ellos deberían interpretar el hecho de que tú hayas tomado la decisión de capacitarte, para mejorar en tu puesto actual sin que ellos te lo pidan, como proactividad de la buena; o sea, como ese aporte extra del que te he hablado en todo este artículo.

 

No dar solo aquello por lo que ya te pagan, sino ir un poco más allá.

 

3. Investiga y Compara el Mercado Laboral.

 

Asegúrate de que personas de tu mismo puesto ganan más en otras empresas o incluso dentro de donde trabajas, ya sea en el mismo departamento o en otras áreas o sectores de la misma empresa.

 

También puedes revisar vacantes de puestos similares al tuyo, para saber si ofrecen, aproximadamente el mismo sueldo que tú tienes.

 

Si ves que todas las personas con el mismo puesto que tú, ganan lo mismo, tal vez lo mejor sea pedir un asenso en vez de solo un aumento.

 

4. Véndete al Mejor Postor.

 

Un método que puede ser arriesgado, pero a la vez es muy efectivo (si lo sabes hacer) es aplicar la ley en función de la demanda, es decir, a manera que tu perfil sea más demandado por las empresas, también las ofertas de compensación deberán aumentar, dentro de mercado laboral, las ofertas de salario que recibas podrían ser mayor, por el hecho de que tu perfil se vuelve “más cotizado”.

 

Cuando tú eres un empleado proactivo que sobresale, es muy común que otras compañías y los cazatalentos, te empiecen a ubicar en el radar (de aquí la importancia de tener siempre actualizado tu LinkedIn y de tener un buen personal branding), y esto podrá generar ofertas de mayor salario a la que tienes actualmente con lo cual tú te podrías presentar a pedir un Aumento en tu actual empresa con el siguiente discurso: 

 

“Ésta(s) empresa(s) se encuentran ofreciéndome un puesto parecido al que tengo aquí, pero con un salario mayor, sin embargo me gustaría dar prioridad a esta empresa, porque me gusta estar aquí, ya que… (explicas las razones por las que te gusta la empresa) así que me gustaría solicitar un aumento de sueldo”

 

OJO: Esto solo es conveniente hacerlo cuando sabes que la otra empresa ya te ha elegido y no solo te han invitado a un proceso de selección.

 

De esta manera, literalmente puedes solicitarle a tu actual contratante que presente una contraoferta, a lo que te ha propuesto la otra compañía que te quiere contratar, lo cual debería incluir un aumento salarial.

 

El hecho de que tengas otras ofertas de empleo confirma tu rentabilidad y le da credibilidad siendo acreditado por el mercado laboral, como tal. Este sería el escenario perfecto, ya que solo en el dado caso de que la empresa no sea capaz monetariamente de pagarte ese sueldo, rechazaría tu oferta. 

ProTip: recuerda que para hacer esto es necesario, sumamente necesario que la otra empresa ya te haya dado por escrito una oferta en donde te explique que tú eres el candidato elegido y no te encuentres en proceso de selección, ya que de no quedar, pues está arriesgando tu puesto actual y quedarías al final si ninguno de los dos.

Al hacer tu currículum con nuestro editor, podrás añadir frases adaptadas a tu profesión, incluir habilidades y completar automáticamente todas las partes complicadas. Empieza a crear tu currículum online.

Cuando hayas terminado, el editor de currículums online de Zety analizará tu currículum y te hará saber exactamente qué mejorar para que tu CV quede perfecto.

5. Datos Duros.

 

Si no quieres involucrar a empresas terceras o aún no recibes una oferta formal de otra empresa y no te quieres arriesgar.

 

Regresa al plan del reporte donde expliques y expreses incluso en diapositivas o en una tabla de Excel todo lo que has hecho por la empresa.

 

De preferencia con números, datos duros, porcentajes, cifras, dinero, etc.

 

6. Investiga la situación actual de tu empresa.

 

Antes de presentar este reporte, asegúrate de haber investigado con el departamento de finanzas o recursos humanos –de manera discreta, ya que normalmente es información confidencial– si la empresa se encuentra en una buena situación económica en la que se pueda permitir este tipo de transacciones.

 

De lo contrario, si tu empresa se encuentra en una mala racha económica o incluso en alguna situación que amerité un recorte de personal; pedir un aumento sería un movimiento bastante arriesgado.

 

7. Determina cuánto aumento vas a pedir

 

Es necesario que pienses en esto antes de requerir el aumento y tengas clara esta respuesta, porque por un lado si pides muy poco, será más fácil que lo acepten, pero a la vez considera que no podrás volver a pedir un aumento en un tiempo, por lo que de alguna manera estarías desperdiciando la oportunidad.

 

Hablar en términos de porcentajes puede ser mucho menos “agresivo” que hablar de cantidades de dinero tal cual, por ejemplo:

 

Si ganas 12,000 euros al año y quieres un aumento del 20% de tu sueldo, puede sonar más amigable y asequible que decir que quieres un aumento de 2,400 euros.

 

8. Prepárate para la Contraoferta

 

Lo más probable es que no acepten, la cantidad completa que pides y tengas que renegociar o incluso “regatear”, por lo que esto es algo que también tendrás que haber estudiado previamente; por ejemplo: ¿Te conviene ceder un poco en cuanto a la cantidad que has pedido, pero compensarlo pidiendo algunas prestaciones extras? 

 

Tal vez, te funcione elevar un poco tu expectativa de sueldo para que a la hora de que regateen tengas un pequeño margen”. 

 

Todo esto dependerá de la situación y personalidad de la empresa, aspectos que como te mencionamos anteriormente, tendrás que haber investigado previamente a lanzar la petición de aumento.

 

9. Preséntalo en Persona, Confírmalo por Escrito.

 

Lo ideal sería que tuvieras la posibilidad de concertar una cita con tu jefe, totalmente uno a uno e donde le puedas expresar tus necesidades y peticiones justo después de haberle presentado tu reporte o informe de resultados.

 

Platicando en persona se podrá dar una comunicación más fluida y con menos riesgos de que haya malentendido o se interpreten equivocadamente tus intenciones.

 

Dale a tu petición de aumento salarial, un enfoque positivo desde el punto de vista de que quieres seguir creciendo en esa misma empresa, en donde te sientes tan feliz y te encantaría continuar colaborando.

 

Ya que hayas logrado platicarlo con tu jefe, trata de enviar siempre una especie de minuta con los puntos que se acordaron en la reunión, para evitar que se confundan, olviden, o cambien.

 

De esta manera, comprometerás más a que se cumpla y te verás muy profesional.

 

10. Saca provecho de la respuesta que te den, sin importar cuál sea.

 

Finalmente, sé paciente para recibir la respuesta y en caso de que rechacen tu petición; intenta pedir retroalimentación, en cuanto a ¿qué fue lo que hizo falta para que ocurriera? 

 

De esta manera si es algo relacionado con tu desempeño, podrás replantearlo una vez que cumplas con eso que hizo falta. 

 

¿Qué hay mejor que una carta de presentación que combine con tu CV? Puedes crear tu carta de presentación con plantillas, que cuentan con el mismo diseño que en tu CV. Así es como se vería tu candidatura:

 

plantilla carta de presentacion

Échale un vistazo a nuestras plantillas para cartas de presentación y empieza a escribir la tuya.

Espero que este artículo haya sido de ayuda en tu búsqueda de un aumento salarial. Por favor, deja en la sección de comentarios tus dudas y cuéntame qué te ha parecido este tema y de qué otra cosa te gustaría que escribiéramos para ti. Gracias por leer y no olvides calificar y compartir este artículo.

Valora mi artículo: como pedir un aumento de sueldo
Media: 5 (4 votos)
Gracias por votar
Alejandra Bustos
Alejandra Bustos es asesora profesional y escritora en Zety. Alejandra es una profesional en el mercado laboral, enfocada en ofrecer las mejores guías y consejos para buscadores de empleo.

Artículos Similares