Tú tienes el control de tus datos

Nosotros y nuestros socios utilizamos cookies para ofrecerte nuestros servicios y, dependiendo de tus ajustes de uso de cookies, recopilar datos con fines de análisis y publicitarios. Consulta más información en nuestra Política de Cookies. Selecciona “Configuración” para ajustar tus preferencias de uso de cookies. Para permitir que se usen todas las cookies, selecciona en “Aceptar”.

Configuración Aceptar

Configuración de las cookies

Haz clic en las casillas de los tipos de cookie de abajo para adaptar tu experiencia en el sitio web a tus preferencias. Puedes aceptar, rechazar o retirar el consentimiento de uso de las cookies. Ten en cuenta que, si las inhabilitas, tu experiencia en el sitio web se puede ver afectada. Para obtener más información al respecto, visita nuestras Políticas de Cookies y de Privacidad.

Selecciona los tipos de cookie que quieres aceptar

De analíticas

Estas cookies nos permiten analizar cómo las personas usan nuestro Sitio Web y ofrecerles una mejor experiencia. Las cookies de analíticas que se usan en el Sitio Web no te identifican ni nos permiten enviarte publicidad adaptada a ti. Por ejemplo, puede que usemos cookies o tecnologías de seguimiento con fines relacionados con analíticas, para determinar el número de personas que visitan el Sitio Web, identificar cómo los visitantes se desplazan por este y, en particular, las páginas a las que acceden. Esto nos permite mejorar el Sitio Web y nuestros servicios.

De rendimiento y personalización

Estas cookies nos permiten darte acceso a una experiencia adaptada a ti. Las cookies de personalización se usan para ofrecerte contenido, incluidos anuncios, que te resulten pertinentes según tus intereses, tanto en nuestro Sitio Web como en otros de terceros. Esta personalización se basa en cómo interactúas con los distintos elementos del Sitio Web y en el seguimiento que hacen del contenido al que accedes (incluidos los vídeos que veas). También puede que recojamos información sobre el equipo informático y la conexión para adecuar la experiencia a tus necesidades. En algunas de tus visitas, puede que usemos herramientas de software para medir y recoger información sobre la sesión, incluidos datos sobre los tiempos de respuesta de las páginas, los errores de descarga, el tiempo invertido en ciertas páginas y las interacciones con las páginas.

De publicidad

Estas cookies son de terceros y se usan para ofrecerte contenido adaptado a ti basándose en los temas en los que muestras interés (por ejemplo, anuncios de Facebook que podrían interesarte) y te permiten interactuar mejor con redes sociales como Facebook.

Necesarias

Estas cookies son fundamentales para que el Sitio Web marche bien y puedas usar sus funciones. Las cookies necesarias siempre se almacenarán porque son necesarias para que el Sitio web funcione correctamente. Algunas de estas cookies son las que almacena el servicio, las que permiten mantener tu cuenta, las que dan acceso al creador de currículums, las de las páginas de pago, las que crean identificadores de tus documentos y las que guardan tus preferencias de consentimiento.

Para ver la lista detallada de cookies, haz clic aquí.

Guardar preferencias
Mi Cuenta
Clima laboral: qué es, tipos, y consejos para mejorarlo

Clima laboral: qué es, tipos, y consejos para mejorarlo

El clima laboral de una compañía puede marcar la diferencia entre un empleado feliz y uno descontento y con ganas de cambiar. Descubre en esta guía cómo mejorar el clima laboral.

Imagina tener un empleo por el que no te cueste madrugar todos los días y en el que vayas contento a trabajar.

 

Puede parecer una utopía, pero estos lugares existen. Y el motivo, muchas veces, no depende tanto del tipo de trabajo o las tareas a realizar. 

 

La clave está en tener un buen clima laboral. 

 

Si tienes un buen ambiente en tu puesto de trabajo, sin problemas técnicos y con posibilidades de crecimiento, todos los procesos productivos fluyen mucho mejor. ¿Quieres saber cómo mejorar el clima laboral en el que vives?

 

Sigue leyendo porque vas a aprender:

  • Qué es el clima laboral.
  • Cuáles son los diferentes tipos de clima laboral.
  • Qué factores influyen en el clima laboral.
  • Cómo mejorarlo.
  • Cómo medirlo.

 

¿Quieres ahorrar tiempo y crear tu CV en 5 minutos? Prueba nuestro editor de currículums online. Es rápido, fácil, práctico y 100% personalizable. 21 plantillas de curriculum vitae profesionales para rellenar aquí.

 

Crea tu CV ahora

 

Plantilla de curriculum vitae creada a partir de nuestro editor de CVs: Con nuestro editor podrás hacer tu CV online.

Nicolás, uno de nuestros usuarios, dijo:

 

Mi currículum ocupaba un poco más de dos hojas. Con el editor de Zety pude hacerlo en tan sólo una, manteniendo un diseño profesional.

 

Tenemos numerosas guías para ayudarte con la creación de currículums y cartas de presentación, así como con tu búsqueda de trabajo. Échale un vistazo a alguna de ellas:

 

 

¿Qué es el clima laboral?

 

El clima laboral es un concepto que está formado por la suma del ambiente que se desarrolla en un espacio de trabajo, la estructura organizacional y operativa de una compañía y la existencia de buenos medios y equipos técnicos para la realización correcta de las tareas. 

 

Por tanto, dentro del clima laboral, cobra mucha importancia el ambiente laboral, pero este es solo uno de los tres aspectos que lo constituyen. 

 

Tener un buen clima laboral, en el que las relaciones entre los empleados sean positivas y estos puedan trabajar a gusto y sin problemas, es un factor fundamental para que el trabajador esté satisfecho, además de mejorar la productividad de los procesos de trabajo.

 

Como transmite el consultor y coach, Stéphane Boutet, en este vídeo en francés, el bienestar es esencial para desarrollar numerosas cualidades en el seno de una empresa:

 

“¡Actuar sobre el bienestar puede aumentar la productividad del equipo en un 30%! Actuar sobre el bienestar reduce significativamente el absentismo, fortalece el vínculo con la empresa, estimula la creatividad y promueve las relaciones multifuncionales y, por tanto, el flujo de información. Desarrollar emociones positivas nos hace tener más confianza en nuestra capacidad para tener éxito y desarrolla autonomía y perseverancia”.

 

Desgraciadamente, no todas las empresas cuentan con un buen clima laboral. Veamos qué tipos podemos encontrarnos.

 

Al hacer tu curriculum vitae con nuestro editor, podrás añadir frases adaptadas a tu profesión, incluir habilidades y completar automáticamente todas las partes complicadas. Empieza a crear tu currículum online.

 

Cuando hayas completado la plantilla de curriculum vitae, Zety analizará tu documento y te hará saber exactamente qué mejorar para que tu CV quede perfecto.

Tipos de clima laboral

 

Cada empresa es un mundo. Pero todas se rigen por unos objetivos de negocio que tienen que cumplir.

 

Para llegar a ellos, se puede hacer de diferentes maneras y con distintos estilos de liderazgo. Y el liderazgo está muy relacionado con el clima laboral que se genere. 

 

Veamos los más habituales:

 

1. Clima participativo

 

En este primer clima laboral, la empresa potencia que haya un constante flujo de ideas y comunicación entre todos los empleados sin importar su rango.

 

De esta manera, los trabajadores de puestos más bajos pueden sentirse escuchados y ver cómo sus peticiones, quejas o sugerencias pueden llevarse a cabo si tienen como finalidad un bien común. 

 

2. Clima incluyente

 

Según un estudio de McKinsey & Company, las empresas con mayor diversidad cultural y étnica tienen un 33% más de probabilidades de tener una rentabilidad superior al resto. 

 

Una empresa con un clima incluyente es aquella que valora la diversidad en el trabajo y no rechaza a nadie por motivo de género, raza, creencias religiosas, capacidades físicas o preferencias sexuales.

 

Lo que, además, como demuestra el estudio, tiene grandes posibilidades de mejorar el rendimiento y la productividad.

3. Clima consultivo

 

¿Cómo te sentaría que tu empresa tomara una decisión importante que te afecta de manera directa en tu trabajo, tú fueras el último en enterarte y ni siquiera hubieras podido expresar tu opinión acerca de ello? 

 

Esta situación ocurre muy a menudo. 

 

Una compañía que actúa así practica todo lo contrario a un clima consultivo, donde los empleados son preguntados acerca de sus opiniones cuando ocurren problemas que hay que solucionar o los superiores tienen dudas de actuación. 

 

Las jerarquías se mantienen y las decisiones se siguen tomando por parte de los líderes, pero, al menos, cuando lo hacen tienen toda la información en la mano. 

 

4. Clima paternalista

 

Tener la sensación de que alguien está vigilando constantemente tu trabajo está bien cuando empiezas en uno nuevo. Nadie nace aprendido.

 

Pero si esa situación se repite y se cronifica, te encuentras en medio de un clima paternalista.

 

Y tu jefe no debe ser como un mal padre que quiere controlar cada aspecto de la vida de su hijo.

 

Porque, al final, si un trabajador siente que está perdiendo su libertad, se cansa de que haya siempre alguien indicándole cómo hacer las cosas y, a la larga, su trabajo se resiente por estar limitado.

 

Normalmente, este clima es propio de empresas muy estructuradas, donde cada uno tiene su jardín que cuidar y la comunicación es limitada. 

 

5. Clima autoritario

 

“Se hace lo que yo digo y punto, que para algo soy el jefe”.

 

Seguro que te has encontrado alguien así durante tu vida laboral. Aquella persona que no atiende a razones. 

 

La característica fundamental de un clima autoritario es que los líderes no escuchan las propuestas de sus subordinados a la hora de tomar decisiones. Estos trabajan y obedecen las consignas de sus superiores y se resignan a querer mejorar el ambiente laboral.

 

Tanto un clima demasiado autoritario como demasiado paternalista pueden afectar a la salud mental. 

 

En un estudio de la consultora Mercer Marsh para América Latina y el Caribe, los encuestados señalaron que su estrés laboral era provocado por presiones laborales (54%), un liderazgo deficiente (39%) y las culturas tóxicas (37%).

 

Y estos son solo algunos de los factores que influyen en el clima laboral. 

¿Buscas salir del estrés laboral y clarificar la mente? Échale un vistazo a nuestra guía sobre el mindfulness

Factores que influyen en el clima laboral

 

Como hemos comentado anteriormente, en el clima laboral no solo influye el ambiente que haya en la oficina. Estos son algunos de los aspectos que pueden hacer que un clima laboral sea positivo o no:

 

Espacio de trabajo

 

No es lo mismo trabajar en un espacio cómodo, con todos los medios necesarios al alcance, que hacerlo en un zulo. O tener que desplazarte dos horas cada día en coche. 

 

Tampoco usar medios técnicos de hace 30 años en lugar de equipo actualizado.

 

Puede ser muy desesperante ver cómo una tarea que tardarías en hacer 30 segundos con medios actualizados, se eterniza. Lo que afecta a tu productividad. 

 

Todo ello influye de manera directa en el clima laboral en el que vives. 

 

Liderazgo

 

Volvemos a repetirlo: el liderazgo es un factor determinante en la creación de un clima laboral. 

 

Toda empresa necesita un líder, pero en el estilo de liderazgo se encuentra la diferencia entre promover un ambiente laboral sano o no.

 

Un buen líder debe ser capaz de tomar decisiones, pero también de delegar, de repartir tareas acordes a las habilidades personales de los miembros de su equipo y de sacar el máximo partido de las aptitudes de cada uno. 

 

Relaciones interpersonales

 

Tus compañeros de trabajo son las personas con las que pasas más tiempo de convivencia durante una etapa de tu vida. A veces, más incluso que con la familia.

 

Por tanto, es fundamental mantener una relación cordial con ellos para tener un buen clima laboral.

 

Aunque es imposible que te caiga bien todo el mundo, es importante que los problemas que puedas tener con los compañeros no te afecten a tu vida laboral y, por supuesto, intentar resolverlos cuanto antes. 

 

Remuneración

 

Sentir que tu retribución se corresponde con tus tareas, o con el tiempo que llevas trabajando para la empresa, ayuda mucho a mantener un buen clima laboral.

 

Verte estancado con el mismo salario durante años o sentir que cada vez realizas más tareas sin ninguna compensación extra, puede crear un poso de decepción que se puede ir haciendo más grande y acabar afectando a la motivación laboral con la que realizas tu trabajo. 

 

Y, aunque hablar de los salarios sigue siendo tabú, si eres mujer, también ayuda a sentir que vives en un clima laboral positivo cuando en tu compañía no existe la brecha salarial de género.

Posibilidad de crecimiento

 

En la misma línea que el anterior factor, sentir que has llegado a tu techo en esa compañía y no tener la posibilidad de dar el siguiente paso laboral en ella, puede llevarte a empezar a tener una mayor desidia hacia tu trabajo. 

 

E incluso a procrastinar

 

Pero también puedes dar pasos para mejorar el clima laboral o proponerlos a aquellos que tengan poder de decisión en tu empresa.

 

Cómo mejorar el clima laboral: 8 estrategias clave

 

Mejorar el clima laboral es una tarea de todos los que forman parte de una empresa. Desde aquellos que ejercen cargos superiores hasta los que están haciendo un periodo de prácticas. 

 

Estas son algunas maneras a través de las que se puede mejorar el clima laboral en una compañía, tanto si eres empleado como empleador:

 

1. Crear sentimiento de pertenencia

 

Crear sentimiento de pertenencia en una empresa es muy importante. Si todos los empleados comparten la visión empresarial y los valores de la compañía, el clima laboral tiene más opciones de ser positivo. 

 

2. Ser una compañía transparente

 

Una compañía transparente es una compañía que genera confianza en sus trabajadores.

 

Y no tiene por qué ser respecto a los sueldos, que son datos que se encuentran en el terreno de lo privado o confidencial. 

 

Simplemente, conocer de primera mano los planes de negocio, las posibilidades de ascender o desarrollarte, la facilidad para pedirte una baja o la sensación que tienen respecto a tu trabajo son elementos que generan un ambiente de igualdad y seguridad.

 

3. Practicar la comunicación fluida entre los empleados

 

La mayoría de las empresas tienen una organización jerárquica. Pero eso no implica que cada nivel sea una barrera de secretismo. 

 

Practicar una comunicación fluida y transparente entre los diferentes departamentos y status es una muy buena medida para generar el sentimiento de estar todos en el mismo barco, remando por los mismos objetivos.

 

4. Reconocer los aciertos y recompensarlos

 

A todos nos gusta una palmadita en la espalda cuando hacemos las cosas bien. 

 

Si vemos que nuestros aciertos y nuestro buen hacer en el trabajo es reconocido públicamente, o incluso recompensado de alguna manera, nuestra satisfacción general con el empleo que realizamos será mucho mayor.

 

5. Ser asertivos

 

Practicar la asertividad es un gran método para relacionarte con tus compañeros de trabajo.

 

Si bien podéis tener discrepancias o diferentes puntos de vista, siempre debéis hablaros desde el respeto y no afectar al ambiente general del grupo. 

 

6. Fomentar la conciliación

 

Lo único bueno que nos dejó la pandemia global que vivimos es que las empresas abrieran los ojos ante la posibilidad de que sus empleados pudieran conciliar su vida laboral y familiar. 

 

Fomentar la conciliación, mediante la implantación de un modelo de trabajo híbrido que permita a los miembros de su plantilla el trabajar desde casa varios días a la semana, ayuda a que la satisfacción con la empresa se incremente y, en definitiva, el clima laboral mejore. 

 

7. Promover la formación continua

 

Si como empleado sientes que no tienes posibilidad de avanzar en una empresa, empezarás a actualizar tu perfil de LinkedIn y a mirar ofertas de trabajo. 

 

En cambio, una empresa que promueve la formación continua a través de cursos, accesos a plataformas externas o dé la posibilidad de reinventarse profesionalmente en otras áreas de la compañía, tendrá a sus trabajadores mucho más felices y, a la larga, le serán más leales. 

 

8. Proporcionar instalaciones y equipamiento adecuado

 

Trabajar en unas condiciones de higiene y seguridad apropiadas, con un equipo adecuado e instalaciones que te permitan hacer tus tareas sin afectar a tu salud, es lo básico que como empleados deberíamos poder exigir. 

 

Y si trabajas en una oficina, es necesario que sea un espacio suficientemente amplio y luminoso. 

Pro tip: Si ejerces tu trabajo siempre en remoto para una compañía, es importante que esta te dé la oportunidad de mejorar cada cierto tiempo el equipo de trabajo que utilizas. 

Estas son algunas medidas que permitirían mejorar ostensiblemente el clima laboral de una compañía. 

 

Pero, si eres un empleador, ¿cómo saber si el clima laboral de tu empresa es saludable?

 

Midiéndolo. 

 

Cómo medir el clima laboral

 

¿Tienes una compañía y quieres saber en qué estado se encuentra el clima laboral entre tus empleados?

 

Muy fácil: debes realizar una encuesta de clima laboral.

 

De hecho, entre las funciones del departamento de Recursos Humanos debería de encontrarse la creación de estas encuestas de manera periódica para ir calibrando si el clima laboral mejora o, por el contrario, cada vez es peor. 

 

Para hacer la encuesta, elabora un listado de preguntas cuyas respuestas reflejen el sentimiento de los empleados hacia la organización, sus métodos de trabajo, su día a día, sus tareas o aspectos que consideran que podrían mejorarse.

 

Y esto es todo. 

 

Recuerda que tener un buen clima laboral en una empresa es fundamental. Hasta el punto de que, según este estudio de Harvard Business Review, las empresas con un clima laboral sólido tienen un 90% de probabilidad de obtener resultados superiores en términos de rentabilidad.

 

¿Qué hay mejor que una carta de presentación que combine con tu CV? Puedes crear tu carta de presentación con plantillas, que cuentan con el mismo diseño que en tu curriculum vitae. Así es como se vería tu candidatura:

 

Échale un vistazo a nuestros Ejemplos para cartas de presentación y a los ejemplos de curriculum vitae antes de empezar a escribir la tuya.

Espero que después de leer esta guía tengas más claro qué es el clima laboral, qué factores le afectan y cómo puedes mejorarlo y medirlo. No obstante, si tienes cualquier pregunta, no dudes en dirigirte a nosotros a través de la sección de comentarios.

Valora mi artículo: clima laboral
Media: 5 (1 votos)
Gracias por votar
Pablo Gugel
Pablo Gugel es periodista y redactor de contenidos del sector laboral en Zety. Experto en aportar consejos útiles para ayudarte con la redacción de tus currículums y hojas de presentación, gracias a sus guías aprenderás cómo hacer una candidatura muy atractiva para los reclutadores.
Linkedin

Artículos Similares