Tú tienes el control de tus datos

Nosotros y nuestros socios utilizamos cookies para ofrecerte nuestros servicios y, dependiendo de tus ajustes de uso de cookies, recopilar datos con fines de análisis y publicitarios. Consulta más información en nuestra Política de Cookies. Selecciona “Configuración” para ajustar tus preferencias de uso de cookies. Para permitir que se usen todas las cookies, selecciona en “Aceptar”.

Configuración Aceptar

Configuración de las cookies

Haz clic en las casillas de los tipos de cookie de abajo para adaptar tu experiencia en el sitio web a tus preferencias. Puedes aceptar, rechazar o retirar el consentimiento de uso de las cookies. Ten en cuenta que, si las inhabilitas, tu experiencia en el sitio web se puede ver afectada. Para obtener más información al respecto, visita nuestras Políticas de Cookies y de Privacidad.

Selecciona los tipos de cookie que quieres aceptar

De analíticas

Estas cookies nos permiten analizar cómo las personas usan nuestro Sitio Web y ofrecerles una mejor experiencia. Las cookies de analíticas que se usan en el Sitio Web no te identifican ni nos permiten enviarte publicidad adaptada a ti. Por ejemplo, puede que usemos cookies o tecnologías de seguimiento con fines relacionados con analíticas, para determinar el número de personas que visitan el Sitio Web, identificar cómo los visitantes se desplazan por este y, en particular, las páginas a las que acceden. Esto nos permite mejorar el Sitio Web y nuestros servicios.

De rendimiento y personalización

Estas cookies nos permiten darte acceso a una experiencia adaptada a ti. Las cookies de personalización se usan para ofrecerte contenido, incluidos anuncios, que te resulten pertinentes según tus intereses, tanto en nuestro Sitio Web como en otros de terceros. Esta personalización se basa en cómo interactúas con los distintos elementos del Sitio Web y en el seguimiento que hacen del contenido al que accedes (incluidos los vídeos que veas). También puede que recojamos información sobre el equipo informático y la conexión para adecuar la experiencia a tus necesidades. En algunas de tus visitas, puede que usemos herramientas de software para medir y recoger información sobre la sesión, incluidos datos sobre los tiempos de respuesta de las páginas, los errores de descarga, el tiempo invertido en ciertas páginas y las interacciones con las páginas.

De publicidad

Estas cookies son de terceros y se usan para ofrecerte contenido adaptado a ti basándose en los temas en los que muestras interés (por ejemplo, anuncios de Facebook que podrían interesarte) y te permiten interactuar mejor con redes sociales como Facebook.

Necesarias

Estas cookies son fundamentales para que el Sitio Web marche bien y puedas usar sus funciones. Las cookies necesarias siempre se almacenarán porque son necesarias para que el Sitio web funcione correctamente. Algunas de estas cookies son las que almacena el servicio, las que permiten mantener tu cuenta, las que dan acceso al creador de currículums, las de las páginas de pago, las que crean identificadores de tus documentos y las que guardan tus preferencias de consentimiento.

Para ver la lista detallada de cookies, haz clic aquí.

Guardar preferencias
Mi Cuenta
Qué decir en una entrevista de trabajo y qué no: ejemplos

Qué decir en una entrevista de trabajo y qué no: ejemplos

No es fácil saber qué decir en una entrevista de trabajo. En esta guía encontrarás ejemplos para dejar al entrevistado impactado, así como aquello que no deberías mencionar.

El día ha llegado. Tras un tiempo interminable de mandar currículums, por fin tienes esa ansiada entrevista de trabajo. 

 

Una mezcla de nervios, incertidumbre e ilusión se apodera de ti. Intentas visualizar todas las escenas posibles y no paras de pensar en cómo afrontar las diferentes preguntas.

 

Tranquilo. Acompáñanos en esta guía y vas a encontrar todo lo que necesitas para ir completamente preparado. Porque en solo cinco minutos vas a ver:

 

  • Qué decir en una entrevista de trabajo, con ejemplos concretos de frases que puedes utilizar. 
  • Qué debes evitar mencionar.
  • Cómo prepararte con antelación una entrevista de trabajo. 

 

 

¿Quieres ahorrar tiempo y crear tu CV en 5 minutos? Prueba nuestro editor de currículums online. Es rápido, fácil, práctico y 100% personalizable. 21 plantillas de curriculum vitae profesionales para rellenar aquí.

 

Crea tu CV ahora

 

Plantilla de curriculum vitae creada a partir de nuestro editor de CVs: Con nuestro editor podrás hacer tu CV online.

Nicolás, uno de nuestros usuarios, dijo:

 

Mi currículum ocupaba un poco más de dos hojas. Con el editor de Zety pude hacerlo en tan sólo una, manteniendo un diseño profesional.

 

 

Échale un vistazo a esta serie de artículos relacionados que te pueden ser útiles en tu proceso de búsqueda de empleo:

 

 

Qué decir en una entrevista de trabajo sobre ti

 

"El ingrediente más importante es estar excepcionalmente bien preparado”.

 

Así contesta en una entrevista del New York Post, Sandy Golinkin, fundadora de Raising the Bar, una consultora de empleo que ayuda a recién graduados, cuando le preguntan qué hacer antes de una entrevista. 

 

Para ayudarte con esta preparación, aquí tienes todo lo que debes decir en una entrevista laboral. 

 

1. Preséntate de manera concisa pero interesante

 

Se inicia la entrevista y empieza con el clásico: “Háblame de ti”. 

 

Además de una canción de Los Pecos, es una pregunta muy importante porque es donde el entrevistador comienza a conocerte y a establecer sus primeras impresiones sobre ti. 

 

Debes explicar quién eres, a qué te dedicas y resumir tu trayectoria laboral hasta el día de hoy. Pero sin entrar en muchos detalles, ya que luego tendrás tiempo para profundizar. 

 

Lo esencial de esta primera presentación es captar el interés de tu entrevistador y, sobre todo, no aburrir con una historia interminable. 

Pro tip: La entrevista no suele comenzar de manera directa y es normal que haya una pequeña conversación para romper el hielo. No tengas miedo a empezar tu charla con algún aspecto trivial, como el tiempo, la ciudad en la que vives (cuando la entrevista es online) o si ha sido fácil llegar a la oficina. 

2. Destaca tus logros

 

Eres la mejor opción para el puesto. Y tienes que demostrarlo en cada intervención.

 

A la hora de hablar sobre tu experiencia laboral es importante centrarte en los detalles y destacar todos aquellos logros profesionales que conseguiste y que te van a mostrar como un empleado muy válido en lo tuyo. 

 

Veámoslo con un ejemplo.

 

“Sí, tengo 4 años de experiencia en la gestión de presupuestos en pequeñas y medianas empresas. De hecho, en mi anterior empleo, estuve al cargo de los gastos y llevé a cabo una reducción de aquellos que eran innecesarios, consiguiendo una disminución de gastos de un 10%”. 

Pro tip: Intenta contar logros y situaciones añadidas, diferentes de las que ya forman parte de la información de tu currículum. Lo normal es que el reclutador se lo haya leído antes de la entrevista. No obstante, también puedes repetir las del CV, pero dándoles un mayor contexto y profundidad. 

3. Maquilla tus debilidades

 

Todos tenemos debilidades. Un entrevistador no espera contratar a un empleado perfecto. 

 

Pero lo que diferencia a un candidato que deja buena impresión, de otro que no, es cómo de bien seas capaz de maquillarlas. 

 

A la hora de hablar de tus debilidades, debes explicar de qué manera estás trabajando, o has trabajado, para que no te afecten a tu trabajo diario, o qué has aprendido de ellas durante tu carrera profesional. 

 

Por ejemplo:

 

“Mi mayor debilidad es que pierdo la concentración fácilmente y eso me lleva a ser menos productivo. No obstante, como soy consciente de ello, a la hora de trabajar en casa, intento evitar todo foco de distracción y, por ejemplo, apago el móvil o lo dejo fuera de mi alcance”. 

 

4. Explica qué te hace especial y qué puedes aportar a la empresa

 

Esta es, quizás, la pregunta más difícil: ¿Por qué tú y no otro candidato? 

 

Debido a la alta competencia, puedes pensar que hay candidatos mejores que tú. Pero esto es un gran error. El primer paso para conseguir un empleo es creer que puedes hacerlo. 

 

La mejor técnica para responderla es pensar en tus fortalezas y de qué forma pueden ayudar a conseguir los objetivos de la empresa o establecimiento.

 

Por ejemplo:

 

“Tengo un gran conocimiento del inglés, debido a que pasé 3 años viviendo en Inglaterra, por lo que puedo atender sin problemas las llamadas de los clientes extranjeros”. 

Pro tip: Responder que puedes aportar “ilusión y ganas de aprender” muchas veces no es suficiente. Aunque seas un candidato sin experiencia, siempre hay algo en tu personalidad con lo que puedes destacar.

Al hacer tu curriculum vitae con nuestro editor, podrás añadir frases adaptadas a tu profesión, incluir habilidades y completar automáticamente todas las partes complicadas. Empieza a crear tu currículum online.

 

Cuando hayas completado la plantilla de curriculum vitae, Zety analizará tu documento y te hará saber exactamente qué mejorar para que tu CV quede perfecto.

5. Ten claras tus habilidades

 

Conocerse a uno mismo es fundamental de cara a todo el proceso de búsqueda de trabajo, desde el momento en que empiezas a crear tu currículum.

 

Por ello, un truco antes de enfrentarte a una entrevista de trabajo es listar tus mejores habilidades y tratar de asociarlas con los requerimientos del empleo, como has visto en el apartado anterior. 

 

De esta manera, explicarás al entrevistado cómo eres, al mismo tiempo que te presentas como la solución perfecta para la empresa.

 

Sería algo así:

 

“Soy una persona de carácter tranquilo, alegre y empático, lo que me ayuda mucho en el trato diario con los clientes. Me encanta trabajar en equipo, aunque puedo funcionar también de manera autónoma, y soy resolutivo y responsable”. 

6. Muestra que has investigado la empresa

 

No puedes ir a una entrevista sin haber investigado previamente a la compañía. Hoy en día, con Internet, la información está al alcance de la mano.

 

Un entrevistado que demuestra conocimiento de la empresa a la que quiere postularse será mucho mejor valorado por parte de Recursos Humanos

 

“He visto en vuestra página web que tenéis oficinas en Estados Unidos, Australia, India y Francia. Me parece un gran paso en mi carrera el poder unirme a una compañía tan internacional y, de paso, quería preguntaros si todas se encargan de lo mismo, ya que en la web no había mucha más información de la división de departamentos en función de los países”. 

 

Con esta respuesta matas dos pájaros de un tiro. Demuestras que te has interesado por saber más de ellos y, de paso, realizas una cuestión que puede ser contestada más adelante en el turno de preguntas. 

Pro tip: LinkedIn es una herramienta perfecta para conocer más a fondo detalles de la compañía donde quieres trabajar o de la persona encargada de la entrevista. 

7. Explica de manera clara tu plan de futuro

 

“¿Dónde te ves de aquí a 5 años?” Otra de las preguntas trampa que te pueden tocar responder en una entrevista.

 

¿La realidad? No tienes ni idea. El mundo laboral cambia constantemente. 

 

Pero no puedes contestar eso. 

 

Y si tu plan de futuro pasa por trabajar un año en esa empresa para ahorrar e irte de viaje a Australia, evita comentarlo si quieres conseguir ese trabajo.

 

Lo que debes decir es una respuesta parecida a la siguiente:

 

“De aquí a 5 años es difícil de predecir, pero me encantaría haberme desarrollado profesionalmente en esta empresa, incluso en una posición de mayor rango si hubiera la posibilidad. En 5 años espero ser un mejor profesional, haber incrementado mis fortalezas y paliado mis debilidades”. 

 

8. Transmite entusiasmo, interés y ganas de aprender

 

Antes te he dicho que solo con ilusión y ganas de aprender es difícil que te contraten. 

 

Pero eso no significa que no sean dos cualidades muy positivas que debas mostrar durante toda la entrevista de trabajo.

 

Si a ello le añades un genuino interés por el puesto de trabajo, tienes el combo perfecto para cautivar al entrevistador. 

 

Puedes usar frases como estas, adaptadas al puesto que sea de tu interés:

 

  • He seguido durante años vuestra trayectoria y he visto vuestro crecimiento profesional y estaría encantada de formar parte de esta empresa…
  • Conozco este establecimiento desde que era niño y…
  • Sé que esta profesión está en constante cambio, por lo que he seguido formándome con cursos en…

 

Un ejemplo concreto de cómo transmitir ganas de aprender sería:

 

“He visto en la oferta de trabajo que tenéis una colaboración con una plataforma de cursos. Supongo que más adelante ya me explicaríais cómo funciona, pero de primeras me parece una propuesta muy atractiva, ya que, además de trabajar, podría seguir formándome en SEO, que es una modalidad que está en continua evolución”. 

 

9. Pregunta todas tus dudas

 

Toda entrevista normalmente acabará con: “¿Tienes alguna pregunta?”

 

Y ahí nunca debes decir: “No, está todo claro”. Aunque lo esté, es importante preguntar, ya que demuestras interés en saberlo todo. 

 

Puedes preguntar por aspectos como cuál es el día a día de un empleado que hace las mismas tareas que vas a realizar tú, qué programas informáticos utilizan, cuáles son las posibilidades de crecimiento dentro de la empresa, cuáles son los siguientes pasos en este proceso de empleo, etc.

 

En definitiva, acerca de todo aquello que no te ha quedado claro.

 

También puedes hacer cuestiones sobre el horario de trabajo, el salario o los beneficios adicionales, si no tienes ninguna información al respecto, aunque en este caso, intenta que no parezca que sea la única información que te interesa. 

 

Un ejemplo de una buena pregunta sería: 

 

“Me gustaría saber cómo es el día a día de un analista de datos. Sé que cada jornada es diferente, pero querría conocer cuáles son los aspectos comunes y más rutinarios”.

 

Pro tip: Si la entrevista es con el equipo o el manager, céntrate en aspectos del propio trabajo en sí. 

10. Despídete de manera educada y agradece la oportunidad

 

Ya has llegado al final. Tienes todo claro, tú has hecho lo mejor que sabes y ahora la decisión no depende de ti. 

 

Antes de finalizar, simplemente despídete de manera cordial, agradece la oportunidad de haber tenido esta entrevista y manifiesta tu interés en saber de ellos en un futuro cercano:

 

“Muchas gracias por esta entrevista y por considerarme para el puesto. Espero tener noticias vuestras muy pronto”.

 

Bonus: ¿Hablar de tú o de usted?

 

Ante la decisión de si debes hablar de tú o de usted con el entrevistador, no hay una respuesta clara. 

 

En empresas más tradicionales lo lógico sería hacerlo de usted y en otras más modernas, pueden permitirte tutearles, pero mi consejo es que empieces hablando de usted y veas cómo te habla la otra persona para decidir el tono de la conversación. 

 

No obstante, si sigues teniendo dudas, siempre puedes preguntarle si le puedes tutear. 

¿Quieres saber que te van a preguntar? Puedes continuar tu preparación con nuestra guía con más de 30 ejemplos de preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo

Qué no decir en una entrevista de trabajo

 

Según un estudio que realizamos en 2022, solo el 10% de las solicitudes de empleo pasan a la entrevista. 

 

Con lo difícil que es llegar ahí, no puedes echarlo todo a perder ahora. 

 

Y, a veces, tan importante como lo que cuentas es lo que omites. 

 

A continuación, vas a descubrir algunos aspectos que deberías evitar mencionar en el momento de hacer la entrevista laboral.

 

1. Mentiras

 

Por encima de todo, no mientas. No tiene ningún sentido.

 

Primero, porque tarde o temprano, te van a pillar. Y segundo, porque aunque convencieras al entrevistador con lo que dices, a la hora de trabajar te van a pedir realizar las tareas que dijiste que podías hacer. 

 

Y si no estás capacitado se descubrirá todo y habrás enterrado tu credibilidad profesional para siempre. 

 

2. Hablar mal de tu jefe o de tu actual o pasado empleo

 

Lo sé. Es muy tentador decir que tu jefe es un explotador o que tu empresa no respeta los derechos de los trabajadores. 

 

Pero no te va a traer nada bueno. Y va a dar una imagen de ti como de una persona rencorosa y poco profesional. 

 

Aunque tuvieras una mala experiencia en tu anterior empleo, enfócate siempre en lo positivo y en lo que aprendiste de aquella situación.

 

3. Referencias constantes a tu currículum

 

El empleador ya ha leído tu CV y es por eso que has recibido la llamada para la entrevista. 

 

Si constantemente dices frases del estilo, “como ya muestro en mi CV” o “puedes encontrar toda la información sobre mí en mi currículum”, el entrevistador sentirá que está perdiendo el tiempo.

 

4. Halagos al entrevistador

 

Si estás pensando iniciar la entrevista con frases como: “Me gusta tu corbata”, “¡Qué bonitos pendientes tienes!”, piénsalo mejor.

 

Lo más normal es que ese tipo de halagos no salgan bien. Estás en un entorno profesional y no son pertinentes. Además, la primera impresión que tendrán de ti será que eres un o una “pelota”. 

 

5. Definirte con clichés

 

“Me defino como una persona trabajadora y perfeccionista”.

 

Y el reclutador ya está pensando en su siguiente entrevista. 

 

Utilizar adjetivos vacíos que llevan al cliché no te va a ayudar en nada. Por supuesto que eres alguien trabajador, quién no. Y el término “perfeccionista” es muy abstracto.

 

Trata de usar adjetivos concretos, que te describan bien y no estén muy manidos.

Pro tip: Si eres una persona perfeccionista, puedes sustituirlo por “muy detallista”, “atento a los detalles”, “crítico conmigo mismo”, etc. y explicar de manera concreta y contextualizada por qué. 

6. No saber a qué se dedica la empresa

 

Según estadísticas de Twin Employment, el 47% de los entrevistadores no ofrecería un trabajo a un candidato que tuviera poco conocimiento de la compañía. 

 

Por tanto, aunque cuando mandes tu CV a una empresa sea la primera vez que oyes de ella, si eres llamado para una entrevista, debes investigar todo lo que puedas. 

 

De lo contrario, tus posibilidades de ser escogido se reducirán al mínimo.

 

7. Quedarte en blanco cuando te pregunten por tus fortalezas y debilidades

 

En una entrevista es normal estar nervioso. Aunque debes intentar disimularlo.

 

Y también puede haber preguntas que te descoloquen, ya sea porque no te las esperas o porque se salgan del guion habitual. Pero en aquellas relacionadas con tus habilidades no puedes dudar. 

 

Debes mostrar seguridad y conocimiento de ti mismo.

 

Contestar con “No sé” o “No lo tengo claro”, puede ser un motivo de peso para no elegirte. 

 

Y listo. Esto es todo lo que debes decir en una entrevista de trabajo.

 

¿Qué hay mejor que una carta de presentación que combine con tu CV? Puedes crear tu carta de presentación con plantillas, que cuentan con el mismo diseño que en tu curriculum vitae. Así es como se vería tu candidatura:

 

Échale un vistazo a nuestros Ejemplos para cartas de presentación y a los ejemplos de curriculum vitae antes de empezar a escribir la tuya.

Antes de acabar, permíteme darte un consejo más: llega puntual a la entrevista. 

 

“La puntualidad es la primera prueba para ver si te estás tomando el trabajo en serio y podemos confiar en ti para ejercer las responsabilidades de un rol. Ser puntual es el primer paso para demostrar que estás preparado”. 

 

No lo digo yo, lo hace William Vanderbloemen, un experto reclutador que ha contratado a más de 30.000 candidatos, en esta entrevista a la cadena norteamericana CNBC. 

 

¡Buena suerte con tu entrevista!

 

Acabas de descubrir qué decir en una entrevista de trabajo para cautivar al entrevistador y mostrarte como una persona profesional, seria y comprometida. Si todavía tienes alguna duda, puedes dejárnosla en la sección de comentarios que te contestaremos a la mayor brevedad posible.

Valora mi artículo: que decir en una entrevista de trabajo
Media: 5 (1 votos)
Gracias por votar
Pablo Gugel
Pablo Gugel es periodista y redactor de contenidos del sector laboral en Zety. Experto en aportar consejos útiles para ayudarte con la redacción de tus currículums y hojas de presentación, gracias a sus guías aprenderás cómo hacer una candidatura muy atractiva para los reclutadores.
Linkedin

Artículos Similares